Home » » Los fransciscanos y la Vera+Cruz

Los fransciscanos y la Vera+Cruz

Fray Carlos Amigo Vallejo, Cardenal Arzobispo de Sevilla

La humanidad de nuestro Señor Jesucristo siempre fue objeto de especial veneración. Se buscaron las huellas que el Señor había dejado a su paso por la tierra. Para San Francisco, la regla y vida consistía en la observancia del santo evangelio (2 R 1, 1). Leer el evangelio es contemplar a Cristo. No es un libro para leer, sino para hacerlo vida. No es un código de conducta, sino la forma de vida del Señor Jesucristo. No es un punto de referencia para el discernimiento, sino la voluntad expresa de Dios.

En todas las páginas del más genuino espíritu franciscano está la presencia de la Cruz. En el mismo San Francisco, desde la primera Regla para la vida de los hermanos, hasta el Oficio de Pasión, compuesto por él mismo, hay una constante y venerada referencia a la Cruz de Cristo. "De lo único que podemos gloriarnos, decía, es de nuestras debilidades y de cargar cada día con la Santa Cruz de nuestro Señor Jesucristo" (Admoniciones, 5, 8).

San Francisco acude en peregrinación a los santos lugares de Jerusalén. Allí se quedarían los franciscanos hasta el día de hoy. Y uno de los piadosos oficios en que se ocupaban era el de recorrer los pasos que el Señor diera en los días de su pasión y de su muerte. Era el camino de la Cruz. Era el via crucis. Y no sólo se haría ya ese piadoso camino en los lugares de Jerusalén, sino que en torno a algunos conventos se ponían las estaciones. El via crucis era práctica diaria de devoción.

En torno a esos conventos y a esas devociones, surgieron grupos de personas que, asociándose en cofradía y hermandad, buscaban caminos de devoción y de penitencia. Así nacieron las cofradías de la Vera+Cruz. De la devoción a la Santa Cruz, al amor fraterno. La Cruz era señal del inmenso amor de Cristo. Y ese amor tenía que vivirse entre los hermanos. Junto a la Capilla de la Vera+Cruz, un albergue para los pobres, un hospicio para los desvalidos. Hospitales (como el de la Vera+Cruz en nuestra localidad), atención a los menesterosos,... Era tomar la Cruz de Cristo viva en el dolor de los hombres