Home » » María Santísima del Amparo

María Santísima del Amparo


La imagen de la Virgen del Amparo, como se conoce popularmente en el municipio, es una talla de bulto, es decir, no se viste como las de candelero. Tiene una altura aproximada de un metro con treinta centímetros y representa iconográficamente a la Virgen María Inmaculada.

Está realizada con distintos materiales; en el interior tiene un soporte de madera con ropajes al exterior de telas encoladas estofadas, las manos son de madera de cedro talladas y el rostro es una mascarilla de pasta sobre soporte de madera con los ojos pintados, pelo liso tallado.

A lo largo de los años se han manejado dos hipótesis: que la imagen portaba un Niño Jesús y, por otro lado, que portaba un libro. Como no se conserva ninguna noticia de esto, no podemos asegurar nada. Igual ocurre con su autoría: no se ha encontrado documento alguno ni información al respecto.

Está fechada posiblemente hacia el final del siglo XVII, su encarnadura de las manos y el rostro son mates. Tiene en las telas la técnica del estofado a punta del esgrafiado. Emplearon la técnica mixta, es decir, tras la aplicación del bolarménico, el pan de oro y la pintura al óleo, se le hicieron las texturas en los ropajes con esta técnica.

Telas adamascadas aplicando pinturas de flores sobre el mismo estofado. La técnica del punteado forma esa especie de gránulos, haciendo el contraste entre luces y sombras con movimiento y dinamismo.