Home » » Orígenes, ayer y hoy

Orígenes, ayer y hoy


Los de Benacazón podemos enorgullecernos de pertenecer a una de las primeras hermandades de Vera+Cruz que se fundaron en el Aljarafe.

Los orígenes de esta Hermandad se remontan al siglo XVI. En el estado actual de la investigación podemos afirmar que ya estaba fundada en el año 1.511 EN EL QUE SE SABE QUE ADEMÁS, TENÍA REGLAS APROBADAS POR DONDE REGIRSE. ESTA FECHA DE 1511 HA SIDO REFRENDADA EN DECRETO PROMULGADO POR EL CARDENAL ARZOBISPO DE SEVILLA, FRAY CARLOS AMIGO VALLEJO EN 2005. LA HERMANDAD CONSERVA UNAS REGLAS APROBADAS POR EL VICARIO GENERAL DEL ARZOBISPADO DE SEVILLA, D. FRANCISCO RAMOS, EN NOMBRE Y REPRESENTACIÓN DEL ARZOBISPO DE SEVILLA, EL ILMO. SR. D. FELIPE ANTONIO GIL DE TABOADA, EL  19 DE FEBRERO DE 1722. En el preámbulo del mismo se afirma que se desconocen los nombres de sus fundadores, pero que hay constancia por diversas escrituras de su existencia en 1.511, así como de reglas debidamente aprobadas, aunque, debido al descuido y/o al paso del tiempo se habían perdido. El motivo, según se nos dice en dicho preámbulo -que justifica la redacción de unas nuevas reglas- es el de "conservar las santas y loables costumbres que hasta aquí se habían venido observando."

Además de estas reglas, la Hermandad se ha regido a lo largo de su historia por otros cuerpos: uno de 1888, que tiene acta de aprobación firmada de puño y letra por el entonces Cardenal Arzobispo de Sevilla, D. Enrique Almaraz y Santos y por su Vicario de Visitas, Dr. D. Manuel Gómez, en su Visita Pastoral a Benacazón el 22 de mayo de 1912.  En dicho libro, aparece la fecha "mil quinientos once" con letras, por lo que no se deja lugar a dudas. Otro de 1984 y el actual de 2005, al que recientemente se han incluído varias modificaciones aprobadas en Cabildo (entre ellas la inclusión en el Titulo de la Hermandad de Ntra. Sra. de la Sangre).

Por su Historia, la Vera+Cruz de Benacazón fue una Hermandad de las denominadas "de sangre", práctica que fue abolida en el siglo XVIII por una Real Orden de Carlos III. Hasta entonces, la Estación de Penitencia de nuestra Hermandad se realizaría de la siguiente forma: los hermanos nazarenos que acompañasen por aquellos años a las imágenes del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz y Nuestra Señora de la Sangre -antigua Titular de la Hermandad- lo harían separados en dos grupos: los hermanos "de luz" y los hermanos "de sangre" o disciplinantes, en relación de uno a cuatro a favor de estos últimos: así, por cada cuatro parejas de hermanos disciplinantes -los cuales irían flagelándose- habría una pareja de hermanos de luz -portando cirios.- Al término de la Estación, les eran curadas las heridas posiblemente en el hospital propiedad de la Hermandad. La cura se realizaba con vino en el que se ponía en maceración romero. Eran requisitos fundamentales e indispensables para la participación en la Estación de Penitencia ser varón, de raza blanca, haberse confesado y, por supuesto, pedirse perdón unos hermanos a otros.

Nuestra Hermandad ha sido fiel reflejo de la situación histórica, económica y social de la villa de Benacazón desde su fundación hasta nuestros días; así, en los años de economía próspera, la Hermandad veía incrementados sus bienes, ocurriendo todo lo contrario cuando se producía una situación inversa.

En la actualidad, la Hermandad cuenta con un número de hermanos próximo a los mil seiscientos, de los cuales participan como nazarenos en la Estación de penitencia unos cuatrocientos aproximadamente. La ropa que visten estos nazarenos en la tarde-noche de cada Jueves Santo es de estilo "juanmanuelino" y se compone de lo siguiente: túnica y capa de merino color crema, antifaz de terciopelo verde, además de cíngulo y botonadura del mismo color que el antifaz.

Tal y como se recoge en sus Sagradas Reglas, el emblema de esta Hermandad es la frase evangélica "Toma tu Cruz y sígueme", y es esta misma frase la que da título al Himno oficial de la Hermandad.

La Hermandad de la Vera+Cruz de Benacazón ha destacado siempre por la seriedad, solemnidad y sólida tradición con que lleva a cabo sus cultos, siendo la pionera de la villa (entre otras muchas cosas) en el uso del cuerpo de acólitos con sus respectivos ciriales, ensalzando y dando así mayor solemnidad a los cultos.

Esta Hermandad está especialmente hermanada con la Vera+Cruz de Fuencarral (Madrid) y con la Hermandad de El Rocío de Espartinas (Sevilla)